Última actualización: Jueves 02 de Abril de 2020

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LOS TRABAJADORES EN LAS FINCAS DE CAMPO

Con el fin de evitar posibles contagios durante el trabajo en fincas agrícolas, y poder dar una rápida respuesta en caso de que un trabajador presente los síntomas compatibles con la enfermedad, es importante:

  1. Establecer cuadrillas o grupos de trabajo.
  2. Delimitar las zonas de trabajo (fincas, cabezales de riego, plataformas de recolección, comedores de campo, aseos, etc.) y asignar a cada trabajador una zona de trabajo.
  3. Tener identificados los equipos y maquinaria de trabajo utilizados (tractores, remolques, plataformas recolectoras, herramientas manuales, etc.).
  4. Organizar el trabajo y los espacios comunes para reducir el número de personas expuestas.

Con estas medidas, se reduce drásticamente el riesgo de contagio y de llegarse a producir, se facilita a la empresa y autoridades sanitarias identificar las personas a las que hacer seguimiento o poner en cuarentena, contribuyendo a acotar con celeridad la expansión del virus sin afectar al resto de trabajadores o comprometer la actividad de la empresa.

  1. Cuadrillas o grupos de trabajo

PROEXPORT recomienda establecer cuadrillas o grupos de trabajo en los que los trabajadores que formen parte de cada cuadrilla estén perfectamente identificados, evitando durante todo el periodo vigente de situación de alarma el intercambio de trabajadores entre las diferentes cuadrillas establecidas.

Las diferentes cuadrillas deben evitar realizar actividades de forma conjunta. Tampoco deben utilizar los comedores, aseos u otras instalaciones de forma simultánea.

Limitar las visitas de personal y empresas externas a la explotación agrícola (sólo lo estrictamente necesario para seguir con la producción, aprovisionamiento de materias primas, materias auxiliares).

Cualquier persona externa que vaya a entrar a la explotación agrícola debe rellenar un cuestionario inicial y recibir la información. Incluyendo trabajadores de ETT.

Los transportistas que vayan a cargar o descargar no deberían bajarse del camión.

Se pueden dotar a los encargados de las cuadrillas de campo de termómetros de toma de temperatura, para controlar la temperatura de los trabajadores a su cargo antes del comienzo de los trabajos.

En la medida de lo posible, se tomará la temperatura a los trabajadores y personal externo antes del comienzo de los trabajos en la explotación agrícola, y a poder ser, en los descansos realizados a lo largo de la jornada, si alguno supera los 37ºC se aislará en su casa vigilando los síntomas tales como tos, fiebre, incluso malestar general o astenia.

Se debe impedir el trabajo en la finca o el acceso a ella, a las personas que presenten cuadro febril, por encima de los 37ºC, que presenten síntomas compatibles con el coronavirus, y a las personas que se nieguen a que se les tome la temperatura.

En caso de no disponer de termómetro que permita la toma de temperatura, se estará más vigilante a los síntomas clínicos compatibles con la infección por coronavirus.

Los trabajadores encargados de la toma de temperatura, irán provistos de mascarilla y guantes, y dispondrán de gel hidroalcoholico para la desinfección de manos en su puesto de trabajo. Se debe evitar que estos trabajadores compartan objetos con otras personas, tales como bolígrafos u otros utensilios.

Recomendamos temporalmente no utilizar sistemas de ticado mediante la huella dactilar, utilizándose otros medios alternativos, siempre que sea posible.

Si no fuese posible y ha de usarse un sistema de ticado mediante la huella dactilar, deberá disponerse en el lugar de un gel hidroalcoholico, siendo obligatoria la desinfección de las manos antes del ticado y después de este, y una correcta desinfección del lector de huellas.

En los puestos de trabajo como encargados de finca, jefes de cuadrilla, control de calidad, y otros puestos donde podría no existir cooperación con una posible persona sintomática o afectada, se recomienda que vayan provistos al menos de guantes de protección y mascarilla de protección respiratoria. Además deben disponer de gel desinfectante junto al puesto de trabajo.

Los trabajadores mantendrán una frecuente y adecuada higiene de manos (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después del contacto directo con personas, máquinas, herramientas, superficies, objetos de uso común y tras la retirada de guantes. Para ello dispondrán de dispensadores de hidrogel o jabón líquido en varios puntos de la finca.

  1. Zonas de trabajo

Se recomienda establecer y delimitar diferentes zonas de trabajo (fincas, parcelas, cabezales de riego, plataformas de recolección, comedores de campo, aseos, …) para cada grupo de trabajadores o cuadrillas.

Debe restringirse la movilidad de estos trabajadores por las demás zonas de trabajo en las que no deban ejercer su trabajo o por las que no deban transitar.

Para cada cuadrilla o grupo de trabajo es recomendable asignar unos aseos determinados, procurando en todo caso proceder a la limpieza y desinfección de estas zonas después del uso de cada grupo o cuadrilla.

Se reforzará la limpieza y desinfección de los aseos y servicios portátiles (WC), y de las instalaciones, con especial atención a las superficies que puedan ser susceptibles de favorecer la transmisión.

Se ventilará de forma frecuente las instalaciones, si es posible mediante la apertura de las ventanas en caso de almacenes y cabezales de riego.

En las distintas zonas (explotaciones agrícolas, cabezales de riego, comedores de campo, aseos, etc.), se dispondrá de zonas de lavado de manos o de dosificadores de gel hidroalcoholico higienizador de manos.

En las plataformas de recolección, máquinas de plantación, tractores y vehículos de encargados de fincas se dispondrá de gel hidroalcohólico para desinfección de manos o similar desinfectante.

Asignar diferentes horarios de uso de comedor y áreas de descanso entre los diferentes grupos de trabajadores o cuadrillas, procurando proceder a la limpieza y desinfección de estas zonas después del uso de cada grupo o turno de trabajo.

Los trabajadores que transitan varios lugares (encargados de fincas, mantenimiento, responsables de control de calidad, etc.), deberán tener autorización expresa de la empresa y extremar las medidas de higiene personal, siendo recomendable la limpieza y desinfección de sus manos al pasar de una zona de trabajo a otra (fincas, cabezales de riego, plataformas de recolección, comedores de campo, aseos, etc.). La empresa pondrá a disposición de estos trabajadores mascarillas y guantes de protección.

Si el servicio de prevención de la empresa lo estima oportuno, estos trabajadores podrán ir provistos de mascarillas y guantes de protección.

Se colocarán en lugares visibles del lugar de trabajo, como en las plataformas recolectoras, en los aseos, y comedores, infografías sobre la higiene de manos, protección personal e información sobre la infección.

  1. Equipos y maquinaria de trabajo

La supervivencia de los coronavirus en el ambiente puede variar de dos horas a nueve días según la superficie y la temperatura. Esa es la principal conclusión de un meta-estudio que analizó diferentes trabajos sobre este tema realizados con varias cepas del coronavirus.

 

Adquiere por tanto relevancia que la empresa tenga identificados los equipos y maquinaria de trabajo utilizados por los trabajadores o cuadrillas en campo, ya sean tractores, remolques, plataformas recolectoras, herramientas manuales, etc… y mantenga una trazabilidad sobre el uso de los mismos por parte de su personal.

Recomendamos la higienización periódica al menos de aquella parte de los mismos que entra en contacto con el trabajador, clave para evitar la propagación en caso de contagio.

¿Qué productos utilizar? La lavandina es muy efectiva para limpiar superficies en una dilución al 0,1 por ciento. Es decir, 10 mililitros de hipoclorito de sodio en 10 litros de agua, pero hay que dejarla actuar al menos un minuto. El trabajo recomienda utilizar el doble de dilución, esto es 20 mililitros cada 10 litros de agua.

El alcohol demostró ser más efectivo en concentraciones del 62 al 70 por ciento, pero con un tiempo de aplicación de por los menos un minuto.

Otros productos de uso sanitario que demostraron efectividad para eliminar a diferentes cepas de coronavirus son el iodo povifona (0,5 al 2,5 por ciento), peróxido de hidrógeno al 0,5 por ciento (la famosa agua oxigenada), glutarialdehído (0,5–2,5%) y formaldehído (0,7–1%).

Se evitará el intercambio de herramientas de trabajo (azadas, cuchillos, tijeras, capazos, etc.), y en caso de necesidad, previamente se desinfectará la zona por donde se agarran.

Tanto antes como después del uso de cada herramienta, deberá ser desinfectada, evitando su contacto sin guantes de protección.

Las herramientas de trabajo (azadas, cuchillos, tijeras, capazos, etc.) cuando no se estén usando, se deberán dejar expuestas al sol en vez de dejarlas en almacén o sitio sombreado, pues el calor del sol ayuda en la desinfección.

Tras el intercambio de papeles (albaranes de recepción o expedición de mercancías, notas de tratamientos y/abonos, partes de trabajo…), lavarse las manos (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas).

Los técnicos, capataces, encargados, etc., deberán evitar compartir vehículos de transporte en la medida que sea posible.

  1. Organización del trabajo y de los espacios comunes para reducir el número de personas expuestas

Se debe organizar el trabajo en las explotaciones agrícolas de tal manera que se eviten las aglomeraciones y el contacto entre los trabajadores.

Siempre que sea posible, se guardará un distanciamiento mínimo de 2 m entre las personas, tanto en sus puestos de trabajo en las fincas, como en los comedores, las áreas de descanso y otras zonas comunes.

En aquellos puestos de trabajo en plataformas recolectoras, máquinas de plantación, y otros equipos de trabajo en los que el espacio disponible sea reducido, se deberá respetar una distancia de seguridad de al menos un metro y medio (1,5 m.) entre los trabajadores, se reforzará el uso de EPIs (mascarillas y guantes) por parte de estos trabajadores, y se intensificará la limpieza y desinfección de los puestos de trabajo y el lavado y desinfección de las manos de los trabajadores.

En aquellas tareas o puestos en los que no sea posible respetar la distancia mínima de separación de 1,5 metros entre los trabajadores, se deberán implantar medidas/elementos de separación física, así como reforzar el uso de EPIs por parte de los trabajadores, e intensificar la limpieza y desinfección de los puestos de trabajo y el lavado y desinfección de las manos de los trabajadores.

PROEXPORT recomienda a las empresas adaptar cuanto puedan sus espacios comunes (comedores en fincas, zonas de carga y descarga, …) y proceder a reorganizar el trabajo del personal (turnos, cuadrillas, entradas y salidas con producto recolectado, … ), con los objetivos de reducir el número de personas expuestas a posible contacto, asegurar que se mantiene la distancia de seguridad en todo momento y reforzar la higiene y desinfección en las zonas de trabajo.

Tratamos de proteger la salud de las personas trabajadoras mediante la implantación y difusión de medidas de prevención del contagio del COVD-19. Su seguridad es vital.

Por ello se debe reforzar el servicio de limpieza, con el objetivo de intensificar la desinfección de zonas comunes, aseos, maquinaria, etc.

El transporte de los trabajadores hasta las explotaciones agrícolas o al centro de trabajo se organizará de la siguiente manera:

  • Vehículos particulares: Se hará de forma individual, o excepcionalmente 2 personas, con protección de las vías respiratorias con mascarillas y con guantes, en posiciones cruzadas atrás y adelante.
  • En furgonetas de 9 plazas: máximo 3 personas, con protección de las vías respiratorias, en posiciones cruzadas en zigzag.
  • En autobuses: máximo un tercio de su capacidad, con protección de las vías respiratorias, en posiciones cruzadas en zigzag y nadie en asiento tras el conductor.

Los vehículos serán higienizados antes y después de su uso.