Última actualización: Jueves 02 de Abril de 2020

MEDIDAS PREVENTIVAS EN EL TRANSPORTE DE TRABAJADORES

Durante la vigencia del estado de alarma está permitido el desplazamiento de los trabajadores a su lugar de trabajo.

El transporte de los trabajadores hasta las centrales de manipulado, almacenes, explotaciones agrícolas y otros centros de trabajo se organizará de la siguiente manera:

  • Vehículos particulares: Se hará de forma individual, o excepcionalmente 2 personas, con protección de las vías respiratorias con mascarillas y con guantes, en posiciones cruzadas atrás y adelante.
  • En furgonetas de 9 plazas: máximo 3 personas, con protección de las vías respiratorias, en posiciones cruzadas en zigzag.
  • En autobuses: máximo un tercio de su capacidad, con protección de las vías respiratorias, en posiciones cruzadas en zigzag y nadie en asiento tras el conductor.

Es muy importante que los vehículos, (automóviles, furgonetas de transporte de trabajadores y autobuses) se desinfecten regularmente, siendo recomendable desinfectarlos de forma diaria tras su uso.

Se debe disponer en cada vehículo de una Certificación de la empresa en la que se indique, por cada vehículo, la lista de pasajeros y el objeto y destino de su desplazamiento. Esta Certificación será un instrumento de prueba que además aportaría agilidad a los controles.

Para los casos en los que sea necesario desplazar trabajadores a fincas en provincias limítrofes, desde PROEXPORT y otras empresas del sector se ha solicitado a Presidencia que su Gobierno se coordine con los gobiernos, Policía y Guardia Civil de tráfico en Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, para asegurar que en las provincias de Almería, Alicante, Albacete, entre otras, se exigen los mismos requisitos y no es necesario adoptar medidas complementarias a las tomadas en Región de Murcia.

Indicaciones de carácter general que han de comunicarse a la plantilla de manera inmediata:

1.- Los conductores profesionales podrán circular por razones laborales, siempre y cuando respeten escrupulosamente las medidas de seguridad.

2.- Se recomienda que los transportistas puedan probar el motivo laboral de su desplazamiento mediante cualquier medio.

3.- Aunque una persona sea portador del virus, el contagio no empieza hasta que se presentan síntomas. Por este motivo, se recomienda que la persona se aísle de manera preventiva en cuanto se NOTE EL MENOR SÍNTOMA y contacte con su centro de salud o con el teléfono 900 121 212.

4.- Se establecerán medidas preventivas de ‘distancia social’ para proteger la salud de los trabajadores y evitar la infección o propagación del virus. Estas medidas preventivas son las siguientes:

Reducir al mínimo el contacto físico:

  • Guardar una distancia preventiva mínima de 2 metros en cualquier contacto con otras personas (reuniones, encuentros, comidas, descansos, etc.)
  • En los autobuses adoptarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre los viajeros, de tal manera que no podrán ser ocupados más de un tercio de los asientos disponibles para la ocupación máxima del vehículo.
  • En todo caso, se mantendrá siempre vacía la fila posterior a la butaca ocupada por el conductor salvo que el conductor esté protegido por una mampara, los viajeros deberán acceder al vehículo por la puerta trasera
  • La entrada y la salida al autobús se realizará de forma escalonada y ordenada por turnos, respetando en todo momento la distancia de 2 metros.
  • En los medios de transporte que así lo permitan, las puertas serán activadas por el conductor o maquinista, evitando de este modo que tengan que ser accionadas por el viaje
  • Aumentar el espaciado de los trabajadores, en todo momento, incluso en el transporte.
  • En la medida de lo posible evitar contacto con la población local de los sitios por donde circule.

4.- Aplicar altos niveles de higiene personal, especialmente mediante el correcto y frecuente lavado de manos, ayudan mucho a no contagiarse.

5.- Los síntomas son bastante banales: tos seca, fiebre (que puede ser leve), dificultades respiratorias o malestar. Por eso en las primeras 12 horas con síntomas es cuando más se contagia. Las personas con las que se haya tenido contacto en ese periodo deben autoobservarse, si bien no tienen por qué estar contagiadas.