El jefe de Inspección de Trabajo, Diego Martínez, explica a los socios de Proexport la novedades que conlleva el Real Decreto 8/2019

Diego Martínez Rafecas, director de Inspección de Trabajo provincial ha participado en un encuentro con los asociados de Proexport para explicar en detalle las novedades que conlleva el Real Decreto 8/2019, por el que se precisa el registro de la jornada de todos los trabajadores.

En su intervención, recalcó que el fin de esta medida es la lucha contra la precariedad laboral mediante el afloramiento de las horas extraordinarias.

Durante la jornada, celebrada en la Consejería de Agua y Agricultura, Martínez resolvió todas las dudas planteadas por los asistentes. “¿Cómo computamos el teletrabajo?”, “¿Desde cuándo contabilizar la jornada efectiva, a la llegada al lugar de trabajo o al inicio de la actividad?”, “¿Cómo deben registrarse las pausas que no obedezcan a temas de prevención de riesgos laborales?”

Estas y otras preguntas fueron algunas de las cuestiones suscitadas por los asociados de Proexport en relación con el control horario y el registro de jornada en el sector agrario.

El presidente de Relaciones Laborales de Proexport, Pedro Alfonso Garre, manifestó que esta medida no aporta más que burocracia y nuevos costes a las empresas que ya están aplicando correctamente la normativa sobre la jornada laboral.

Pese a ello, el jefe de Inspección de Trabajo reiteró que “el sistema de control de horario es obligatorio, no opcional” y exigible desde el 13 de mayo de 2019. Según Martínez, «solamente un registro fiel del horario de entrada y salida real en el que participe el trabajador, puede ser un sistema control fiable de las horas de trabajo realizadas realmente». Por ello, abogó por modernizar las empresas en este sentido y emplear las nuevas tecnologías para realizar este registro, pese a que es suficiente un papel con la firma del trabajador y su hora real de entrada y salida.

Print Friendly, PDF & Email