Juan Marín Bravo
Presidente de Proexport
La innovación es clave para avanzar. Así lo entiende Juan Marín, cabeza visible de un colectivo de empresas hortofrutícolas que desde hace años caminan hacia una sola dirección: un futuro sostenible para la agricultura en un contexto globalizado, desde un punto de vista social, medioambiental y empresarial. En esta entrevista, el presidente de los productores y exportadores de frutas y hortalizas que engloba Proexport, analiza los principales asuntos en los que se avanza en esa dirección.
AGROCIFRAS

«Debemos concentrar nuestra oferta para que llegue la rentabilidad a los productos de nuestros asociados«

“En Proexport formamos un colectivo que mira al futuro”

¿Cuál considera que es la imagen que la sociedad tiene de la agricultura de la Región de Murcia?

Tenemos mejor imagen fuera de la Región de Murcia que dentro. De hecho, en cualquier cadena de supermercados a nivel mundial a la que nos dirigimos, en cualquier sociedad que visitamos, nuestros productos son apetecidos.

Creo que hay ataques a un sector que está trabajando duro y ha hecho sus deberes. Y seguro que tenemos que mejorar cosas, pero hay una imagen dañada que debemos recuperar, para que dentro de la propia sociedad murciana se ponga en valor el trabajo que hacen nuestros agricultores.

El futuro de la Región de Murcia pasa por una agricultura fuerte, sostenible, que puede convivir totalmente con el respeto al medio ambiente. Realmente no somos un problema. Somos parte de la solución de esta Región.

¿Qué situación hidrológica espera para los regantes de la Cuenca del Segura?

En esta Región, hablar de agua significa incertidumbre. Pero afortunadamente, si miramos hacia los embalses de cabecera de la Cuenca, vemos que esta campaña hemos tenido el doble de reservas que hace dos años. Por eso, tenemos que ser algo más optimistas de lo que éramos entonces. Además, contamos con los recursos de la puesta en marcha de la tan famosa desaladora de Torrevieja, que nos va a dar tranquilidad para los próximos meses.

¿De qué forma trabajan las empresas hortofrutícolas de Proexport ante la demanda de reducción de plásticos y envases?

Todo el mundo está preocupado por esa reducción de plásticos, por no contaminar el medio ambiente, por cuidarlo. Especialmente en Proexport, impulsamos distintos grupos de trabajo en este ámbito, a través de Grupos Operativos como el de acolchados biodegradables o el de envases sostenibles para el empaquetado.

Animamos a todos a que se sumen a estos foros, en los que se está trabajando en esa sostenibilidad que toda la sociedad demanda porque somos un colectivo que mira al futuro, a la innovación en el sector, y este problema ya lo estamos afrontando.

¿Qué opina del enfrentamiento que se ha instalado en la sociedad de producción ecológica vs. tradicional?

No hay enfrentamiento entre la producción ecológica y la tradicional. Tenemos la mejor agricultura que se ha producido en toda la historia, la más sana, la más natural, la más controlada. Hay quien se quiere empeñar en enfrentar dos formas de cultivar, pero eso es cosa del pasado. Tenemos  que seguir trabajando en esa agricultura tradicional, sana, saludable y que garantiza los alimentos para el presente y para el futuro.

¿Cómo puede el sector hortofrutícola defender sus producciones ante la concentración de la distribución?

Estamos en manos de muy pocas cadenas que hacen su trabajo para concretarse, organizar sus costes, defenderse mejor en un mercado globalizado. Ante eso, uno de los grandes retos que tiene este sector es la concentración de la oferta. No hay un exceso de producción. Simplemente hemos de concentrar nuestra oferta, con el objetivo de que exista un equilibrio entre esa oferta y la demanda, para que llegue la rentabilidad a los productos de nuestros asociados.

Print Friendly, PDF & Email