Los productores europeos se movilizan en defensa de la agricultura de la UE y su modelo productivo

FruitVegetablesEUROPE (EUCOFEL) ha celebrado un encuentro en Bruselas entre las asociaciones europeas y nacionales del sector agrícola que comparten en el ámbito comunitario la misma problemática y que han mostrado su profunda preocupación por el rumbo que está llevando la política comercial europea. Por ello, han decidido crear la «Alianza para la Defensa de la Agricultura Europea» (ADEA).

Se trata de una entidad pro-europea y que solicita el apoyo de los nuevos miembros del Parlamento Europeo para defender y promover a los agricultores y productos europeos, y garantizar una igualdad de condiciones en los acuerdos comerciales con terceros países.

«La Alianza quiere una mayor determinación de las instituciones de la UE para insistir en que todas las importaciones de productos agroalimentarios cumplan exactamente las mismas normas impuestas a los productores europeos», indica el presidente de FruitVegetablesEUROPE y de Proexport, Juan Marín.

“Ante el incumplimiento reiterado del control a las importaciones de productos de terceros países, como prueban las entradas desde Sudáfrica, Marruecos, China o Centroamérica, entre otros, los productores europeos de cítricos, ajo, alcachofa, tomate, plátano y otras frutas y hortalizas demandamos una defensa de la producción europea, que ponga en valor a los productores europeos que generamos empleo, garantizamos una alimentación sana y de la máxima calidad a los consumidores europeos y fijamos población en nuestros territorios”, señala Marín.

Además de estos requisitos de seguridad alimentaria, es necesario prestar más atención a los criterios de sostenibilidad ambiental y social al negociar acuerdos comerciales con terceros países. “Los tratados con terceros países como Marruecos, Turquía, Egipto o, el que se pueda generar tras el Brexit, con Reino Unido pueden provocar la entrada incontrolada de productos hortofrutícolas, saltándose los criterios que rigen la producción europea”, advierte el presidente de Proexport.

La Alianza ha reclamado colectivamente en su fundación que “la agricultura europea no sea una moneda de cambio en los acuerdos comerciales con terceros países; que los productos importados respeten los mismos estándares de producción que los impuestos a los productores europeos, tanto en la agricultura convencional como en la ecológica; que los consumidores europeos tengan acceso a información transparente sobre las diferencias entre los modelos de producción de la UE y los de terceros países, que les permitan entender y apoyar los aspectos sociales y culturales de la agricultura de la UE”.

 

La Alianza está abierta a todos los sectores dispuestos a defender la agricultura de la UE y, en su fundación, está compuesta por las siguientes organizaciones: FruitVegetablesEUROPE (EUCOFEL), FEPEX (Federación Española de Asociaciones de Productores-Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas), CGC (Comité de Gestión de Cítricos-España), APROA (Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía-España), UGPBAN (Asociación del sector de la Banana de Francia), ASPROCAN (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias-España), GESBA (Sector Banana de Portugal), APEB (Asociación Europea de la Banana), ANPCA (A Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo), KZGPOiW (Federación Nacional de Asociaciones de Productores de Productores de Frutas y Hortalizas de Polonia), AOPn (Asociación de Tomate y Pepino de Francia), INCOFRUIT Hellas (Greece), The Irish Cattle and Sheep Association (Ireland), The European Sugar Manufacturer’s Association (EU), The European Beet Growers (EU).

“La Alianza ya no sólo es de productores agrícolas sino también de carne y leche europeos. Juntos vamos a trasladar a la futura Comisión Europea y al Parlamento que surja tras las elecciones, la necesidad de defender al productor y el producto europeo y que se controle la entrada indiscriminada de productos de terceros países, con criterios de respeto medioambiental, fitosanitario, laboral y social. Reclamaremos que se posicionen de una manera clara en la defensa de la agricultura europea y, por ende, la española y murciana”, concluye Marín.

Print Friendly, PDF & Email