Brócoli

Mostrando todos los resultados 2

Información general

Planta herbácea de la familia de las Crucíferas formada por tallo corto, erecto, culminado en inflorescencias (generalmente una central y de mayor tamaño y otras laterales) y con hojas y flores laterales. La parte comestible es su inflorescencia, que se presenta algo menos apretada que en la coliflor, siendo de color verdoso, grisáceo o morado.

Es originaria del Mediterráneo y Asia Menor. Existen referencias históricas de que el cultivo data de antes de la Era Cristiana. Ha sido popular en Italia desde los días del Imperio Romano y en Francia se cultiva desde el siglo XVI; sin embargo era desconocido en Inglaterra hasta hace pocos siglos.

Beneficios

Como el resto de las crucíferas, el brócoli tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de vitaminas. Concretamente, es una buena fuente de provitamina A y vitaminas C y ácido fólico, hasta el punto que una ración (200 g) aporta mas de tres veces las recomendaciones diarias de vitamina C y la mitad de la ingesta recomendada de ácido fólico.

También es una buena fuente de minerales (potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro) y fibra. El brócoli contiene además una importante proporción de azufre, que le confiere propiedades antimicrobianas e insecticidas, además de ser responsable del fuerte olor que desprenden estas verduras durante su cocción.
Su consumo se ha visto incrementado al reconocérsele importantes efectos beneficiosos sobre la salud.

Concretamente, se le atribuye un efecto protector frente a diversos tipos de cáncer: pulmón, próstata, mama, endométrio, útero, y tumores relacionados con el tracto gastrointestinal (estómago, hígado, colon. Además, el brócoli también contiene quercetina, un flavonoide que actúa como antiinflamatorio. Por otro lado, su alto contenido en beta-carotenos y vitamina C ayuda al buen funcionamiento del sistema inmune y a prevenir otras enfermedades degenerativas como las cardiovasculares.