Logo Proexport Funcionamiento de las empresas en el sector hortofrutícola
Agro-innovación
La tecnología al servicio del productor
  1 de 2  adelante

Desde hace 3 décadas las empresas murcianas fabricantes de tecnología, guiadas por las necesidades de sus clientes, agricultores y empresas productoras-exportadoras, se vieron en la obligación de aprender de la vanguardia tecnológica mundial y adaptarla. Con el paso de los años, el Sureste peninsular se convirtió en el punto neurálgico de la I+D+I de todas las empresas relacionadas con tecnología y biotecnología agrícola. El motivo es claro: existen países con más tradición en tecnología aplicada a la agricultura (Holanda), pero el modelo español es más fácilmente exportable a todas aquellas zonas productoras de similares condiciones agroclimáticas, es decir, la mayor parte de las zonas productoras mundiales.

USO EFICIENTE DE RECURSOS HÍDRICOS ESCASOS

El problema asociado al manejo de la escasez y la mala calidad de nuestros recursos hídricos ha sido, sin lugar a dudas, el principal desencadenante del espectacular desarrollo tecnológico sufrido en la agricultura murciana en los últimos 25 años. De esta forma, y gradualmente, el Sureste español se convierte en el verdadero punto de referencia a nivel mundial, de las tecnologías aplicadas a cultivos de alto rendimiento en zonas de clima templado-cálido (por encima de países como Holanda, Israel o EE.UU.).

La Cuenca del Segura es la única en España que presenta un déficit hídrico estructural, necesitado por tanto de aportaciones desde zonas con excedentes hídricos. Sin embargo, en menos de dos décadas el grueso de las instalaciones de riego modernas y de mayor rentabilidad se han situado en zonas, como la Región de Murcia, de mayor exposición solar y mayor temperatura de la Península.

No es casual: una importante proporción de las producciones agrícolas, a nivel mundial, se producen bajo climas áridos y semiáridos. En términos generales, las condiciones climáticas de temperatura, humedad relativa y luz, favorecen e intensifican la productividad de los cultivos; pero, sus recursos hídricos suelen ser escasos y de deficiente calidad, y los suelos poco fértiles.

En este aspecto, la agricultura intensiva del Sureste español es, sin ningún género de dudas, referencia a nivel mundial en cuanto a la implantación de tecnología que ayude a salvar esta problemática hídrica y a procurar un eficiente manejo de cultivos. Las mejoras técnicas se centran en un mejor manejo de la fertirrigación del cultivo y el objetivo prioritario es el incremento y la optimización de la productividad de los recursos hídricos disponibles.

Un dato revelador: más de la mitad de la superficie de la Región de Murcia corresponde a tierras de cultivo, de las cuales casi el 70% es secano y más del 30% regadío. Pues bien, a pesar de ello, las tierras de regadío proporcionan alrededor del 93% de la producción agrícola total, debido, en buena parte, a la elevada tecnificación de la superficie irrigada.

ENLACES DE INTERÉS DOCUMENTACIÓN
icono PDFBibliografia del tema 5