Logo Proexport Funcionamiento de las empresas en el sector hortofrutícola
Procesos de manipulación y envasado
En centros de manipulado
  1 de 3  adelante

El proceso de manipulación se realiza íntegramente en almacén, a excepción de ciertas operaciones de pretría y limpieza que efectúan los propios recolectores en el campo, descartando los productos con defectos y eliminando hojas exteriores y residuos. En los centros de manipulado se distinguen las siguientes operaciones:

  1. PESADO: El producto llega desde las fincas en los envases de campo, y se hace un primer pesado en la báscula para tener un registro de stock.
  2. RECEPCIÓN Y DESCARGA: Se descargan de forma mecánica las cajas y se lleva el producto al pie de la línea. En el caso de los tomates, el producto se lleva al control de calidad sin sacar de las cajas, debido a su extrema fragilidad.
  3. PREENFRIAMIENTO: Consiste en provocar un rápido descenso de las temperaturas que permita retardar el marchitamiento. Es fundamental para productos perecederos, y para los que van a ser conservados en cámara posteriormente, para evitar el llamado “shock térmico”. Los procedimientos más comunes son el de duchas de agua fría, y el de aplicación de aire húmedo forzado, puesto que evitan la deshidratación de los productos.
  4. PRETRÍA/ESCANDALLO: previo a su entrada en la línea, el producto, especialmente las hortalizas, ha de pasar por un control de calidad que elimine aquellas partidas cuya calidad no sea la mínima exigida, o bien que no puedan soportar la manipulación o el transporte por defectos obvios en su desarrollo.
  5. DRENCHING: Tanto ésta como las dos fases siguientes son exclusivas del limón. El drenching es una función que se realiza en una maquinaria semejante a una cámara en la que los limones sufren un tratamiento fungicida disuelto en agua, que variará en función de las características del producto, de los problemas específicos de cada campaña, de la legislación vigente del país de destino y las exigencias propias del mercado al que va dirigido. Detiene o retrasa el crecimiento de parásitos de herida e infecciones latentes. A partir de este punto, la fruta puede seguir una de las tres etapas siguientes en función de su grado de maduración (desverdización, conservación, o suministro a la cámara frigorífica).
  6. DESVERDIZACIÓN: Se trata del proceso cuya función es forzar el color del limón, del verde al amarillo o naranja, según lo requiera el destinatario de la partida. Se realiza en una cámara específica para este proceso con aplicación exógena de etileno. Actualmente, se recomienda el uso de cámaras de flujo continuo de etileno controlado automáticamente. La duración óptima del tratamiento cambia según las variedades y el estado inicial de los frutos.
sabermas
ENLACES DE INTERÉS
http://www.proexport.es
DOCUMENTACIÓN
icono PDFBibliografía del tema 2